TERCIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED DE JEREZ


 

DUQUE DE ABRANTES

Al mando del Requeté de Jerez

 

 

 

CANCIONERO DEL TERCIO DE NUESTRA SEÑORA DE LA MERCED

Los Tercios del requeté, de hecho, jamás aceptaron el famoso Decreto de Unificación, una De cuyas cláusulas obligada a la colocación del emblema falangista en los uniformes de sus tropas, para lo cual el denostado Decreto del 19 de abril de 1937, concedía un margen de tiempo para la colocación del cangrejo, que así comenzó a ser denominado por los requetés el emblema falangista.

Al parecer a un alto mando no le gustó el rechazo de los requetés, por lo que decidió dar un castigo ejemplar a uno de nuestros heroicos Tercios. Y le tocó la china al gaditano Tercio de Nuestra Señora de La Merced , que en mayo del 38 se hallaba de posición en el paraje denominado Los Colorados. Se les anunció que iban a gozar de unos días de merecido descanso en la retaguardia de la localidad de Pueblo Nuevo, cerca de Peñarroya, con la advertencia de que tenían que colocarse en la camisa el yugo y las flechas de Falange. Los requetés no aceptaron, por lo que el mando superior, además de retirarles el merecido descanso, castigó al Tercio a realizar trabajos de fortificación en primera línea de fuego. Allí nació la siguiente canción que pasó a formar parte del cancionero de campaña del requeté:

Nos quieren poner cangrejo

Ole pum, ole pum, catapum,catapum

Nos quieren poner cangrejo

ole pum, ole pum, catapum,catapum

Veremos lo que esto dura

ole pum, ole pum, catapum catapum

Que para Llevarlo puesto

ole pum, ole pum, catapum, catapum

Hay que tener cara dura

ole pum, ole pum, catapum,catapum

La canción se difundió con gran rapidez y se cantó mucho por todos los requetés.

 

Página Principal